miércoles, 31 de octubre de 2018

PARRILLA DE HIERRO TRANSFORMADA EN MESITA

Buen día amigos, en esta ocasión vamos a aprovechar una parrilla de una cocina de leña antigua que tenía y vamos a hacer una mesita para el salón de casa.

Empezamos con los materiales, son muy básicos.
La parrilla de hierro
Tablas de pino o cualquier otra madera, que iremos cortando.
Tubillones para unir las piezas
Cola blanca de carpintero

Cortamos las tablas a la medida de la parrilla y las fresamos para encajarla, es como si hiciéramos el marco para un cuadro.





Como veis de un tablón de 3,5 cm. de grueso, se cortó cuatro tablas para el marco y se fresó para ponerle la parrilla.



Ademas se pegan por las esquinas y las reforzamos con tubillones, para ello hacemos una agujero pasante con una broca larga y metemos el tubillón encolado.



Apretamos con un sargento y la dejamos secar, después ya cortaremos  el sobrante de los tubillones dejándolos al ras.


Cotamos las patas y las fresé por los lados, esto es un adorno podéis dejarlas sin fresar.

Y también corté las tablas de la base de la mesa donde irán encajadas las patas



Aquí las podéis ver con los tubillones y todo encolado

Ademas hice unos pequeños soportes en forma de cruz para darle uno poco de gracia a la mesa



Lo podéis ver aquí con los tubillones aún sin cortar


Y aquí cortados a ras
La mesa ya está hecha, solo falta lijar y pintar al gusto de cada uno, yo le dí un tinte blanco que deja ver la veta de la madera y dos capas de barniz mate, recordar entre capa y capa de barniz un ligero lijado con una lija muy fina.



Y este es el resultado final. Espero os guste como quedó y me despido de todos vosotros hasta un próximo brico. Muchas gracias y saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario